Noticias de Ultima Hora:
Albert Bonilla Mansurov, el genio ejidense en cálculo mental

Albert Bonilla Mansurov, el genio ejidense en cálculo mental

El estudiante del CEIP Tierno Galvan quedó tercero en el Mundial de Cálculo Mental de Moscú

Albert Bonilla Mansurov es un ejidense apasionado de los números “me encantan las matemáticas”, afirmó. Gracias a su pasión por los números, con tan solo 10 años ha quedado el tercero en el Campeonato Mundial de Calculo Mental celebrado el pasado 22 de julio en Moscú, Rusia.

Albert Bonilla consiguió una excelente posición enfrentándose a 600 niños de 5 a 13 años procedentes de 23 países. “Conocí a muchos niños, me hice amigo de algunos niños de México y de otros países en los que se habla castellano”, comentó Albert Bonilla.

La prueba del mundial consistió en resolver 70 cálculos matemáticos en 5 minutos, siendo el ejidense el tercero que mejor resultado obtuvo. “Aunque solo llevaba unos meses en el programa, me decidí a participar en el mundial ya que se hacía en el país de mi madre. Iba con expectativas de ganar, en el tren me puse a practicar haciendo ejercicios para poder dar el máximo”, cuenta el ejidense. 

Irene Maldonado es la profesora de Albert Bonilla en el programa Aloha Mental Arithmetic, “me siento muy orgullosa y satisfecha de ver cómo  aprenden y avanzan mis alumnos en el método. Lo de Albert no me lo esperaba debido al poco tiempo que lleva con nosotros, ha sido una grata sorpresa ya que no sabes cómo puede enfrentarse el alumno a esa presión al verse ante tanta gente y sabiendo que está participando en un campeonato mundial, aunque en Aloha también se trabajan aspectos como la autoconfianza, la autoestima, que seas capaz de desenvolverte y centrarte en el cálculo que estás realizando, pero a la hora de la verdad hay que esperar a la reacción de cada alumno.”

Albert Bonilla, a sus 10 años, tiene grandes aspiraciones “me encantaría trabajar en un banco y estar rodeado de números”, afirma el ejidense.
Además de asistir a este programa de cálculo mental una vez por semana dos horas al día, ocupa sus tardes en clases de inglés, francés, ajedrez y baloncesto. 

Programa aloha
Este método tiene como principal objetivo el desarrollo de la capacidad intelectual y se aplica en niños entre 5 y 13 años. 

En él no solo se busca la mejora de conceptos aritméticos, sino que se utilizan instrumentos, principalmente el ábaco, para desarrollar capacidades como la escucha, la observación, el análisis o el razonamiento entre otras muchas. 

La base de este programa es que los niños aprendan desde una perspectiva lúdica y desde la diversión, lo que hace que Aloha se diferencie de otros métodos. “Se lo pasan tan bien debido a que cada juego que utilizamos está destinado a mejorar una cualidad concreta, por ejemplo, tenemos juegos destinadas a mejorar la capacidad espacial, otros enfocados en la escucha. Uno de ellos lo realizamos con el ábaco. Ellos se lo toman como un juego de fichas, con el paso de las clases llega un momento en el que ellos son capaces de representarlo mentalmente, y así consiguen hacer las cuentas de forma mental”, explica Irene Maldonado.

“ Juegos cómo ir uniendo parejas de cartas que se encuentran boca abajo les permiten mejorar su memoria fotográfica, algo a lo que normalmente no estamos habituados ya que usamos aparatos electrónicos como tabletas u ordenadores. Este juego también se puede aplicar al ábaco, ya que les permite recordar las fichas y poder hacer operaciones”, explica la profesora de Aloha. 

“Siempre se dice que tiene que haber aprendizaje significativo y este no existe si no te diviertes, por eso aposté por este programa”, afirma la profesora.  
Con tan solo 5 años, niños que comienzan a aprender los números son capaces de  manejar el ábaco con gran rapidez “ellos se lo toman como un juego y así cogen el concepto a una velocidad asombrosa al tomárselo como un juego y no como un trabajo.” puntualizó Irene Maldonado en la entrevista.
Este programa está dividido en dos ciclos que los niños van superando. Además de las dos horas semanales en la academia, tienen que practicar de 5 a 10 minutos en sus casas. Este mínimo tiempo hace que vayan interiorizando los conceptos que aprendido en clase. 

Una de las tácticas que ha puesto en marcha el programa para hacerlo más atractivo de cara a los alumnos es la creación de “una galaxia con super héroes y  super villanos en la que los niños son los súper ayudantes que les ayudan con sus habilidades”, cuenta Irene Maldonado.

La profesora explicó cómo Albert en tan solo unos meses, ya que él comenzó a mediados del curso, se adaptó al programa “desde el primer momento realizaba los ejercicios muy bien, se implicaba en los juegos y se relacionaba con todos sus compañeros, en conclusión, su desarrollo global ha sido muy bueno y lo ha podido demostrar en un campeonato mundial compitiendo con esa gran cantidad de alumnos”.