Noticias de Ultima Hora:
“Millones de dientes ‘son salvados’ gracias al tratamiento de endodoncia”

“Millones de dientes ‘son salvados’ gracias al tratamiento de endodoncia”

El doctor Samuel Caler es responsable de la Unidad de Endodoncia y Odontología Estética de Clínica Dess (experto en Endodoncia y Estética Dental). Odontólogo especialista con una dilatada experiencia y miembro numerario de la Asociación Española de Endodoncia (AEDE)

La endodoncia es un procedimiento que trata el interior del diente y permite mantener su dentición natural, el hueso y la encía que le rodea, así como su funcionalidad, ayudando de esta forma a conservar una sonrisa natural, comer con comodidad y que con un adecuado cuidado pueda durar como el resto de dientes.

Pregunta. - ¿Cuándo es necesaria una endodoncia?
Respuesta.- Cuando la pulpa (interior o “nervio” del diente) está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones de origen
externo al diente. En estos casos, la pieza dental puede volverse sensible al frío, calor o masticación. El dolor puede ser intermitente o constante. Incluso
el diente puede cambiar de color o aparecer un flemón o una fístula.

P. - ¿Cuántas sesiones son necesarias?
R. - En la mayoría de los casos pueden realizarse en una sola sesión de hora y media o dos horas, si bien en algunas ocasiones la situación clínica del paciente, la dificultad técnica del caso, el proceso infeccioso existente y otros parámetros, pueden hacer necesariasdos o más sesiones, siempre a juicio del profesional que la realiza.

P.- ¿Es doloroso un tratamiento de endodoncia?
R. - Suele ser prácticamente indoloro, ya que a día de hoy se usan anestésicos locales muy eficaces y de larga duración. Acabado el tratamiento y pasado el efecto de la anestesia, podría aparecer alguna molestia durante unos días, debido a la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean al diente. En estos casos se requeriría una medicación adecuada, que en cualquier caso remitiría cualquier molestia.

P. - ¿Se puede realizar una endodoncia con un flemón?
R. - No solo se puede, sino que en la mayoría de las ocasiones es el tratamiento idóneo para resolver este problema. Un flemón se produce por la existencia de un proceso infeccioso de los tejidos que rodean al diente, muchas veces debido a una enfermedad de la pulpa (nervio). Con la endodoncia,
eliminamos la pulpa enferma y conseguimos la desinfección del diente.

P. - ¿Un diente endodonciado
necesita algún cuidado especial?
R. - Después de una endodoncia, el diente se comportará igual que los demás tanto en su función como en su duración; requiriendo los mismos cuidados de higiene, prevención y revisiones periódicas que cualquier otro diente. En los casos en los que exista lesiones previas en los tejidos que rodean la pieza dental, será necesaria la curación de las mismas.

P. - ¿Son más frágiles los dientes tras una endodoncia?
R. - Los dientes endodonciados no tienen por qué ser más frágiles que los demás, siempre y cuando sean correctamente restaurados. Hoy en día, gracias a los nuevos protocolos adhesivos y a procedimientos menos invasivos y que permiten mantener más tejido sano en el diente, es muy recomendable reforzar un diente endodonciado con una incrustación, que podemos definirla como un ‘empaste’ de resina reforzado con partículas cerámicas hecho a medida para nuestro diente en el laboratorio. Cabe destacar que hay estudios que demuestran que, a partir de los 4-5 años después de la endodoncia, la posibilidad de fractura dental aumenta un 25%; es decir, que a partir del 4-5 año, 1 de cada 4 dientes endodonciados se fracturan. Es fundamental no demorar en exceso dichas restauraciones, para evitar cualquier complicación o fractura del diente.

P. - ¿Existe alguna alternativa a la endodoncia?
R. - En clínica Dess nuestra prioridad va a ser siempre la de intentar que se mantenga la dentición natural. Cuando no es posible, la alternativa es la extracción y sustitución del diente, pero hay que tener en cuenta  que ninguna forma de sustitución, incluida el implante, puede competir con un diente natural en cuanto a estética, funcionalidad y propiocepción se refiere. Las únicas tres contraindicaciones para mantener un diente en boca por medio de
una endodoncia son: la presencia de una fractura vertical, una proporción desfavorable entre corona y raíz o un soporte periodontal insuficiente. Por último, decir que los estudios científicos muestran un porcentaje de éxito similar entre el diente endodonciado y el implante.