Noticias de Ultima Hora:
“Nuestra misión estos días es acoger a todo aquel que venga buscando la luz de Cristo”

“Nuestra misión estos días es acoger a todo aquel que venga buscando la luz de Cristo”

Cándida Criado es la hermana mayor de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz de Dalías. En su semana más importante del año, atiende al periódico D-Cerca para dar a conocer cómo afronta cada uno de los hermanos estas importantes fiestas, que tantos visitantes y fieles a la imagen del Cristo acoge en estos días. 

 

Pregunta.-  Un año más, se acoge con ilusión la celebración de las fiestas en honor al Cristo de la Luz, ¿cómo está preparando la Hermandad esta festividad? 

Respuesta. - Como cada año, la preparación de los cultos y actos en honor al Santo Cristo supone para nosotros, para todos los que formamos parte de la Junta de Gobierno de la Hermandad, un nuevo reto. Un reto que afrontamos con mucha ilusión y ánimo. Aunque pueda parecer que cada año es igual, para nosotros no lo es. La programación en sí no difiere mucho de la de otros años, pero sí varía en cuanto al contenido e hilo conductor. Intentamos que los cultos y su programación tengan como fondo algún acontecimiento o evento especial que celebre la Iglesia universal. Este año, el Papa ha convocado para el mes de octubre un Mes Misionero Extraordinario, del que nos hemos querido hacer eco y los actos y cultos del Septenario giran en torno a él. 
 
P.- ¿Con qué actividades y programación cuenta?
R. - Las actividades y actos comenzaron el día 1 de septiembre con la Peregrinación Juvenil, desde Pampanico hacia Dalías aunque, oficialmente, su inicio tuvo lugar el sábado día 7, con la entrada del Estandarte en la iglesia parroquial y colocación del primer ramo de nardos a los pies del Santo Cristo. El domingo, día 8, se celebró la Misa de Hermandad en la que se impone la medalla a los nuevos hermanos y tras ella se da lectura al Pregón al Stmo. Cristo de la Luz, que este año celebra su XVII edición, a cargo de Ana Lucía Briz Otero, una mujer de raíces españolas, nacida en Ecuador, que pregona la Luz de nuestro Santo Cristo más allá de nuestras fronteras.
Me gustaría resaltar, que la distinción que cada año la Hermandad hace a algún colectivo, persona o institución como reconocimiento a su labor o celebración de evento o aniversario, este año quiere dedicarla, con motivo del 25 aniversario de la reconstrucción y restauración del templo y de la Imagen del Santo Cristo tras el incendio sufrido, a todas las personas, asociaciones e instituciones que lo hicieron posible. Ya el domingo por la noche comenzó el Septenario en honor al Santo Cristo, que nos prepara espiritualmente a lo largo de toda la semana para vivir con mayor fe y devoción el Día Grande de Dalías; día, en el que los nervios a flor de piel dan paso a auténticos sentimientos de fervor y pasión por nuestro Santo Cristo; el de todos los que quieren sentirse cerca de él y unidos a él.
 
P.-Como hermana mayor de la Hermandad, ¿con qué sentimiento acoge esta semana tan importante para Dalías y hasta qué punto es importante que la gente reciba con optimismo los actos religiosos que han preparado para esta ocasión?
R. -Para mí, como para el resto de mis compañeros de la Junta de Gobierno, son días muy especiales. Es el trabajo de todo un año, preparado con todo el cariño y la dedicación que merecen los cultos y actos en honor del Santo Cristo. Son días de emoción, de alegría, de encuentro, de fe, de mucha fe y ayudar a todas las personas que se acercan hasta aquí a encontrarse con Cristo, a descubrirlo y sentirlo presente en nuestras vidas, es motivo más que suficiente para que nuestro trabajo tenga sentido. En estos días, cuando parece que la fe no está de moda, que no se lleva ir a misa o creer en Dios, te das cuenta de que en realidad no es así, que somos muchos los cristianos que necesitamos de Dios y necesitamos a Dios. Por ello, nuestra tarea y nuestro trabajo al servicio de la Iglesia, de nuestra parroquia, de nuestra Hermandad y de todos los hermanos y devotos, merece la pena, porque seguir a Cristo merece la pena.
 
P. - Sin duda, el Cristo de la Luz es una de las imágenes que más fervor provoca en toda la provincia almeriense y atrae a numerosos fieles durante la semana de las fiestas. ¿Qué supone para la hermandad recibir a tanta gente en estos días y ser un poco las personas que las acoge y las ayuda en su visita a la iglesia?
R.- Acoger a todos los peregrinos y devotos que llegan estos días a Dalías para ver al Santo Cristo, rezarle, traerle su ofrenda o cumplir una promesa,  supone para todos los que formamos parte de la Junta de Gobierno, así como para todos los voluntarios que colaboran y ayudan en el Punto de Acogida al Peregrino, un estímulo, un impulso que motiva a seguir trabajando. Entendemos que nuestra misión, que nuestra tarea en estos días es precisamente esa: la acogida, la escucha, la atención, la ayuda que podamos ofrecer a todo el que hasta aquí llega buscando la Luz, el amor y la misericordia del Santo Cristo.
 
P.-Todos los días son importantes con la celebración del Septenario, pero creo que el domingo del Cristo es el día más señalado por los dos actos que se llevan a cabo. El primero, la bajada del Cristo, con la iglesia llena. ¿Este año se seguirá el protocolo con los bomberos o habrá algún cambio? ¿Desde la hermandad creen que esta es la mejor manera hoy en día de colocar al Cristo en su trono?
R. - Sin duda que la Bajada del Santo Cristo de su Altar, para ser colocado en el trono que portarán los costaleros durante su recorrido por las calles de nuestro pueblo, es un momento emotivamente especial y quien lo vive siente que algo grande, difícil de expresar con palabras, pasa dentro del alma. Los Bomberos del Poniente, a los que agradecemos profundamente su colaboración, contribuyen a que ello sea posible dada la disposición actual del Altar Mayor. Su profesionalidad y el cuidado especial con la Imagen del Santo Cristo son dignos de mención y reconocimiento. 
 
P. -Y, por supuesto, la procesión del domingo por la noche por las calles de Dalías, que supone el colofón final a una semana intensa. ¿Cómo se espera la llegada de este día por parte de los hermanos y qué preparativos lleva detrás?
R. -Cada tercer domingo de septiembre, la procesión de la Sagrada Imagen del Santo Cristo de la Luz significa el culmen de la semana grande de Dalías y de la comarca. La fe, la emoción, la devoción, la luz y el color de los fuegos artificiales se dan la mano para acompañar al Santo Cristo que sale a nuestras calles y plazas para encontrarse con nosotros, con cada uno de nosotros. Quizás la procesión sea lo que menos preparativos necesite, a pesar de que son muchas las personas que colaboran, pero cada uno conoce bien “su trabajo”. Aprovecho estas líneas para agradecer a todos los que la hacen posible, por su labor desinteresada, una labor sin duda movida por la fe al Santo Cristo. 
 
P.-¿Qué objetivos se tienen marcados para los próximos años dentro de la Hermandad?
R. - Hay un objetivo importante planteado y que nos gustaría llevar adelante el próximo año. Se trata de la adquisición de un nuevo trono; un proyecto, sin lugar a dudas, de gran envergadura que plantea unas necesidades especiales de financiación. Es por ello que, desde aquí, queremos hacer un llamamiento especial para pedir la colaboración y aportación de todos aquellos que con sus donativos quieran contribuir a hacerlo posible. Por ello, desde la Hermandad confiamos que con la ayuda de todos así será.


Elena Sánchez