Noticias de Ultima Hora:
“En los tiempos de antes sacar a una familia adelante era mucho más duro que hoy”

“En los tiempos de antes sacar a una familia adelante era mucho más duro que hoy”

Esta semana D-Cerca ha entrevistado a José Navarro López, quien dedicó su vida al campo y a los animales

Pregunta.- Antiguamente no todo el mundo estudiaba, ¿tuvo usted la oportunidad?
Respuesta.- Mi padre murió cuando yo tenía tan solo 4 años,  era el más pequeño de mis hermanos. Tuve que ayudar en casa para sacar a la familia adelante, por eso desde muy niño empecé a trabajar de pastor, si quería estudiar, tenía que ir al colegio por las noches.

P.-  ¿A qué se ha dedicado?
R.-Como he comentado, cuando era un niño me dediqué a guardar ganado hasta que crecí y mis hermanos me pusieron a cultivar la tierra.

P.-  ¿Prefería trabajar con los animales o en la tierra?
R-. Al final todo es trabajo, lo mismo el ganado que la tierra, es cierto que el trabajo en la tierra es más duro, y más cuando yo empecé, que aún no existían los invernaderos. En aquella época  traían cañas desde Motril y con ellas hicieron un pequeño invernadero para que cuando hiciese viento no dañase las plantas, pero eso no surtía efecto. Más adelante hicieron un invernadero de palos y alambres, y ahí vieron que eso sí era efectivo.

P.-  ¿Hizo la Mili?
R.- No la hice, ya que al ser hijo de madre viuda podía elegir, me libré porque tenía que ayudar en casa y aunque hubiese querido no tuve oportunidad. Mis hermanos ya estaban casados y fuera de casa, por lo que en esa época mi madre solo me tenía a mí y tenía que trabajar para llevar dinero a casa. Directamente me dieron la cartilla.

P.-  ¿Le gusta vivir en Las Norias?
R.-  Aunque nací en La Mojonera, me vine a vivir a Las Norias hace mucho tiempo, desde que me casé con mi esposa a los 26 años. Me he acostumbrado a vivir aquí y la verdad es que me  gusta mucho y he hecho muchas amistades. Aunque es cierto que a esta zona la tienen un poco descuidada, no entiendo por qué han asfaltado solo algunas zonas y otras, como el camino que hay para llegar aquí, lo han dejado de tierra. Además, dicen que del camino de tierra hacia arriba no es zona urbanizable, pero hacia abajo sí, yo creo que es por temas de intereses económicos porque la zona es la misma. A parte de eso, siempre me ha gustado vivir en esta zona.

P.-  Ha comentado que se casó con 26 años, ¿ha tenido hijos?
R.- Mi mujer y yo tuvimos dos hijas. Decidimos no tener más porque en aquellos tiempos la vida estaba ‘muy mala’ y no teníamos muchos recursos, además teníamos que trabajar en el invernadero de sol a sol, y por eso no teníamos mucho tiempo para criar niños. A esto se suma que yo vengo de una familia grande y sé lo que cuesta sacar una familia grande adelante, mucho más que hoy, y más cuando faltó mi padre y nos quedamos solos con mi madre, y teniendo mi hermano mayor 16 años. Nuestras dos hijas nos han dado nietos, tres en total, y tenemos la suerte de poder disfrutar mucho de ellos y también de mis hijas, que viven cerca de nosotros, una en Las Norias y otra en Almerimar, a la de Almerimar la vemos un poco menos porque no puede venir tanto pero a la que vive cerca de nosotros la vemos a diario. Nuestros nietos también vienen mucho por aquí, a veces se quedan y comen con nosotros.

P.-  Si hubiese podido elegir profesión, ¿a qué se hubiese dedicado?
R.- Me quedo con la agricultura, será porque es una de las pocas profesiones que he conocido, pero me gusta mucho ese trabajo. No tuve oportunidad de ir durante mucho tiempo a la escuela, pero tampoco es algo que no echo en falta.

P.-  ¿Recuerda cómo se divertía en su juventud?
R.- Me gustaba mucho la fiesta, salía todas las noches que podía.  Cuando había, iba al cine, y después al baile, porque no existían todavía la discoteca por esta zona, solo hacían bailes, pero alguna vez que otra hemos ido a la discoteca. Cuando tuve edad y unos ahorros me compré una moto, también me gustaban mucho. Y cuando no había baile me gustaba dormir.

P.-  ¿Le gusta viajar?
R.-Ahora solo me apetece estar en casa, ya son muchos años y las piernas las tengo delicadas, pero cuando era joven sí viajaba. Mi mujer y yo hemos ido a muchos sitios, por ejemplo, estuvimos en Francia, también hicimos un crucero, pudimos conocer Italia... aunque si te digo la verdad nunca me ha apasionado viajar. Nosotros íbamos porque la cooperativa a la que llevábamos el género nos regalaba el viaje, pero te cansabas mucho, era un no parar todo el día. De todas las excursiones que podía me escapaba y me quedaba en el barco, por ejemplo, cuando fuimos a Italia y tocó ir a la excursión para ver al Vaticano no fui, por eso, cuando mi nieto me pregunta que si me regalasen el viaje volvería a ir, le digo que no.