Noticias de Ultima Hora:
Los agricultores almerienses incrementan su presión cortando la A-7 a la altura del Polígono La Redonda

Los agricultores almerienses incrementan su presión cortando la A-7 a la altura del Polígono La Redonda

Centenares de agricultores se concentraron, convocados por ASAJA, COAG, UPA, Coexphal, Ecohal y Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, en la explanada frente a Agrupaejido, en el Polígono La Redonda de El Ejido, a las once de la mañana de este martes día 18 de febrero.

Los distintos representantes de las organizaciones convocantes tomaron la palabra ante los medios de comunicación, a las once y media, para posteriormente dirigir unas palabras al cerca de un millar de agricultores participantes en la concentración.
 
Pascual Soler, presidente de ASAJA-Almería, Andrés Góngora, secretario provincial de COAG-Almería, Francisca Iglesias, secretaria general de UPA-Almería, y el presidente de Coexphal, Juan Antonio González, coincidieron en señalar la dura crisis que vive el sector hortofrutícola almeriense, a la par que denunciaron la necesidad de un endurecimiento de los controles de productos procedentes de terceros países y los enormes márgenes comerciales de los que se beneficia la gran distribución.
 
Góngora fue más allá y criticó duramente a los empresarios almerienses que juegan con el sector hortofrutícola de la provincia comercializando producto de Marruecos e incluso, en algunos casos, reetiquetándolo como si fuese del campo de Almería.
 
 
De la explanada frente a Agrupaejido, los agricultores se dirigieron a los accesos a la Autovía del Mediterráneo del Polígono La Redonda, consiguiendo saltarse el cordón fijado por efectivos de la Guardia Civil y logrando su fin. En el momento de acceder a esta vía hubo pequeños forcejeos entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y manifestantes, con el resultado de al menos un agricultor herido, que fue empujado por un efectivo y cayó a una zanja.
 
La A-7 estuvo cortada casi dos horas en ambos sentidos, con antidisturbios de la Benemérita que se limitaron a vigilar que no se produjesen altercados.
 
Los agricultores formaron varias barricadas, tanto en los accesos como en la Autovía, con cajas de hortalizas y varios neumáticos. En los primeros minutos, además, repartieron productos hortofrutícolas entre los vehículos que quedaron 'atrapados' en la A-7 para "hacerles más amena la espera".
 
Uno de los momentos más reseñables del acto reivindicativo en la autovía tuvo lugar cuando la secretaria provincial de UPA-Almería, Francisca Iglesias, animó a las mujeres presentes a colocarse en primera fila, justo enfrente de los antidisturbios de la Guardia Civil, y hacer una sentada. Entre ellas se encontraba Verónica Gómez, concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de El Ejido.  
 
Entre los cargos políticos presentes en la concentración se encontraba la delegada territorial de Agricultura, Aránzazu Martín, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, así como varios miembros de su equipo de Gobierno, como José Francisco Rivera, portavoz y concejal de Hacienda y Contratación, la edil de Cultura, Julia Ibáñez, o las concejalas de Comercio y Servicios Sociales, Monserrat Cervantes y Almudena Martínez. También se encontraban los concejales de Ciudadanos. No faltó tampoco el concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Adra, Francisco López.
 
Al grito de "el pueblo unido, jamás será vencido" y con cámaras de televisión de todas las cadenas de ámbito nacional y regional, que incluso transmitieron en directo durante la mañana, los agricultores, en todo momento pacíficos, decidieron poner fin al corte de la autovía en torno a las dos menos diez de la tarde por voluntad propia.
 
De ahí se dirigieron, ya sin la presencia de efectivos de la Guardia Civil, al otro lado del Polígono, en concreto a una empresa a la que acusan de, supuestamente, comprar y comercializar hortalizas procedentes de Marruecos. Ahí se vivieron los momentos más tensos de la jornada, con un responsable de la empresa que no dudó en encararse a los centenares de agricultores que le increpaban, lo que provocó el lanzamiento a la fachada de algunas hortalizas. Finalmente, tras realizar unas pintadas señalando que son compradores de producto marroquí, en torno a las dos de la tarde se puso fin a las acciones.
 
Se trata, sin duda, del mayor acto de presión llevado a cabo por los agricultores en el Poniente almeriense de los últimos años. El hecho de que productores agrícolas y ganaderos de toda España estén sufriendo graves problemas de rentabilidad ha ayudado a los almerienses a tener un mayor altavoz en medios de comunicación nacionales, y no solo en provinciales y especializados en agricultura, como es el caso de FHALMERÍA y D-CERCA, como venía siendo habitual.
 
Rafa Villegas