Noticias de Ultima Hora:
Salud crea grupos de enfermería gestora de casos para coordinar la atención a dependientes

Salud crea grupos de enfermería gestora de casos para coordinar la atención a dependientes

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la puesta en marcha, por parte de la Consejería de Salud y Familias, de un equipo conformado por enfermería gestora de casos en cada una de las provincias andaluzas a fin de atender, asesorar y colaborar en la solución de los problemas en centros residenciales y prestadores de ayuda a domicilio originados por la situación actual ante el coronavirus.

En esta línea, se han acordado una serie de recomendaciones de actuación ante personas con sospecha de positivo de COVID-19 y que tengan posibilidad de permanecer tanto en domicilio como en su centro residencial. Dichas pautas están en sintonía con las medidas higiénico-sanitarias incluidas en los protocolos del Ministerio de Sanidad y que recogen, entre otros aspectos, la necesidad de aislamiento en habitación individual de las personas diagnosticadas durante un periodo mínimo de 14 días. La Consejería proveerá de mascarillas necesarias para estos casos.

En el caso de personas autónomas, se evitarán visitas innecesarias y se facilitará material para el autocuidado personal, velando en todo caso por facilitar la comunicación con el exterior y las medidas de protección en caso de contacto directo.

En cuanto a personas dependientes para las actividades de la vida diaria, se intentará en la medida de lo posible limitar las entradas en la habitación. La persona designada para prestar ayuda deberá utilizar las debidas medidas de protección dictaminadas por las autoridades sanitarias.

En ambos casos se asegurará una correcta eliminación de los materiales desechables utilizados.

Asimismo, se establecen medidas generales dirigidas a la protección de la salud de los trabajadores y familiares que entren en contacto con la persona aislada en el domicilio o entorno residencial. Entre estas medidas, destacan las indicaciones de preservar una estricta higiene de manos antes y después del contacto; la reducción al mínimo posible del número de personal sanitario y no sanitario en contacto directo con la persona aislada; la colocación de carteles con los protocolos a seguir; la limpieza y desinfección de las superficies y espacios, y una correcta limpieza del material de vajilla y ropa de cama.