Noticias de Ultima Hora:
Las pymes comerciales y artesanas de Almería pueden solicitar 872.000 euros en ayudas para su modernización y reactivación

Las pymes comerciales y artesanas de Almería pueden solicitar 872.000 euros en ayudas para su modernización y reactivación

Este mes se abrirá otra convocatoria de incentivos para ipmulsar el asociacionismo y se lanzará el 'bono consumo' para fomentar la compra en el comercio de proximidad. 

Las pequeñas y medianas empresas comerciales y artesanas de Almería pueden solicitar a partir de mañana ayudas para su modernización y expansión, la transformación digital de su actividad, el relevo generacional y su reactivación tras la pandemia de la COVID-19. La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad ha destinado un presupuesto de 872.768 euros a la provincia de Almería en el marco de este programa, que está dotado con 11,02 millones para toda Andalucía.

 

Según ha señalado el delegado territorial, Emilio Ortiz, “estas nuevas ayudas van a suponer un importante impulso para reactivar el sector comercial, que ha estado tan castigado en estos meses por la crisis sanitaria y económica del coronavirus y que aún está sufriendo sus consecuencias”.

 

En Almería había antes de la crisis sanitaria 65 artesanos y artesanas  registrados y alrededor de 16.800 empresas dedicadas al comercio, que daban empleo a más de 61.000 personas, por cuenta ajena y autónomos, lo que supone el 20% de los trabajadores de la provincia, y con un volumen de negocio anual superior a 10 millones de euros. Desde el inicio del estado de alarma, la Delegación de Empleo ha resuelto, como autoridad laboral, cerca de 1.700 solicitudes de ERTE de empresas del sector comercial, que han afectado a unos 6.500 trabajadores.

 

Emilio Ortiz ha recordado que, con el fin de minimizar las consecuencias negativas de la paralización de la actividad y de apoyar la recuperación de ambos sectores durante la desescalada, la Consejería ha ampliado los conceptos para acceder a los incentivos, de forma que son también subvencionables las inversiones relacionadas con el COVID-19. Asimismo, ha destacado el esfuerzo realizado para agilizar los procedimientos administrativos, simplificando los requisitos para acogerse a las ayudas y los criterios de valoración y clarificando la documentación a aportar por los solicitantes. 

 

Este programa de ayudas, cofinanciado con Fondos FEDER, permite cubrir hasta el 100% de la inversión, dentro de los importes máximos fijados para cada una de las cuatro modalidades de incentivos, que van de 6.000 a 42.000 euros. Además, posibilita anticipar las subvenciones íntegramente cuando la cuantía concedida sea igual o inferior a 6.000 euros, mientras que para los incentivos que superen esa cantidad, el abono anticipado será del 50%.

 

Una misma empresa pueda acceder a las cuatro modalidades de ayudas, pudiendo superar la subvención los 90.000 euros. La línea dotada con mayor crédito, 412.667 euros, es la que apoya la modernización y actualización de las pymes comeciales y artesanas, seguida de la modalidad de ayudas para proyectos de transformación digital (249.985 euros), la expansión de las empresas (176.858) y el relevo generacional (33.258 euros), ésta última en concurrencia no competitiva.

 

Pueden acogerse a estas subvenciones las pymes y autónomos que desarrollen su actividad comercial o artesana en Andalucía. El plazo para presentar proyectos finalizará el 3 de agosto para la transformación digital, modernización y expansión del negocio. En el caso del apoyo al relevo generacional finalizará el 30 de septiembre de 2021. Los modelos de solicitud están disponibles en la oficina virtual de la Consejería de Economía (https://ww w.juntadeandalucia.es/economiaconocimientoempresasyuniversidad/

oficinavirtual/) y la presentación se realizará a través del Registro  Electrónico  de  la  Administración  de  la  Junta, accesible desde esta plataforma.

 

Modalidades

 

La primera modalidad de incentivos financia proyectos de transformación digital, con los que se persigue mejorar la productividad y competitividad de las pymes comerciales y artesanas a través de las TIC y el comercio electrónico. Estos fondos subvencionarán, por ejemplo, la implantación de soluciones digitales como Terminales de Punto de Venta, sistema de contadores de personas o cartelería digital. También financiará la puesta en marcha de una estrategia de comercio electrónico (e-comerce), que consiste en la creación y diseño de aplicaciones para móviles, diseño e implantación de una tienda online, actuaciones de comunicación, publicidad y marketing en internet, etc. Para esta modalidad la subvención máxima puede alcanzar los 6.000 euros por comercio o taller, ampliables hasta los 12.000 si la pyme lo implanta en varios establecimientos.

 

El segundo bloque engloba actuaciones de modernización del negocio con el objetivo de hacerlos más atractivos y captar nuevos clientes. Entre otros proyectos, se sufragarán obras de reforma en el local, así como la renovación de mobiliario. También se incluye la adquisición de equipamiento para la prevención de la propagación del COVID-19, como mamparas protectoras, barreras portátiles y equipos de protección para los trabajadores, entre otros. En este caso, la ayuda oscila entre los 15.000 euros si se trata de un establecimiento y los 26.250 euros si la inversión prevista afecta a varios locales.

 

El tercer grupo se centra en la expansión de los negocios. Se financiará la apertura de un nuevo punto de venta comercial o un nuevo taller artesano, que podrá desarrollar la misma actividad o introducir algún tipo de variantes en su apuesta por diversificar la oferta, ofrecer nuevos servicios o implantar nuevas tendencias. Se considerará también expansión de negocio cuando una empresa que únicamente cuente con tienda online abra un punto de venta físico. Para esta categoría, se prevé una ayuda de hasta 21.000 euros por cada nueva apertura, con un máximo de dos.

 

La cuarta modalidad pretende favorecer aquellas acciones tendentes a asegurar el relevo generacional y a dar continuidad a pequeñas empresas comerciales o artesanas que, de otro modo, se verían abocadas al cierre debido a la jubilación, la incapacidad permanente, el fallecimiento del titular u otra causa sobrevenida. Al respecto, Velasco ha resaltado que “es la primera vez que se contemplan subvenciones para esta finalidad”. En este apartado, se da cobertura a la elaboración de los Protocolos Familiares o los Planes de Relevo Generacional con subvenciones que varían desde los 6.000 hasta los 10.000 euros, en función del tamaño de la empresa. Igualmente se cubre el 50% de los gastos de capacitación de quienes decidan continuar la actividad comercial. 

 

2,5 millones para el asociacionismo y bonos de consumo

 

Además de estos incentivos, la Consejería de Economía lanzará en julio otra convocatoria por valor de 2,5 millones de euros para impulsar la actividad de las asociaciones de comerciantes, fortaleciendo las ya existentes y promoviendo la constitución de otras nuevas a fin de aumentar la competitividad de las pymes que las integran. En esta línea se prestará especial atención a la actividad desarrollada por los Centros Comerciales Abiertos (CCA) y para ello se financiarán aquellas actuaciones que contribuyan a su revitalización. 

 

Precisamente, en este ámbito del asociacionismo y de la figura de CCA, el departamento que dirige Rogelio Velasco ha comenzado a tramitar sendas órdenes que regularán ambas materias. 

 

En lo que respecta a la futura orden de ayudas al asociacionismo comercial, que también incluirá al de carácter artesano, se introduce como novedad la puesta en marcha de los denominados‘bonos consumo’. Se trata de una iniciativa que busca incentivar la demanda de servicios y productos en los pequeños comercios de proximidad, tanto en espacios comerciales abiertos como en mercados ambulantes o de abastos. A través de esta medida, los consumidores podrán canjear bonos de cinco euros en compras mínimas de 30 euros en aquellos establecimientos adheridos a las asociaciones de comerciantes que se acojan a dicho programa. Dichas asociaciones determinarán la forma de distribución de estos bonos entre sus potenciales usuarios. 

 

Mediante esta línea, también se sufragarán otras actuaciones y servicios de promoción como tickets de aparcamiento, reparto a domicilio, ludoteca, consigna, acciones de animación en la calle, campañas especiales, organización de concursos o promociones en punto de venta. Asimismo, se financiarán proyectos de mejora del espacio comercial común, servicios de limpieza complementarios, la señalización comercial externa o el diseño de la imagen y manual de identidad de un Centro Comercial Abierto o de un mercado municipal de abastos. En el marco de esta orden igualmente se cubrirán otras acciones como la organización de jornadas y congresos o la formación dirigida a la cualificación del personal de las asociaciones, federaciones y confederaciones de comercio y artesanía.