Noticias de Ultima Hora:
“Estar en la Selección es el mejor valor añadido que puedo aportar a nuestros nadadores”

“Estar en la Selección es el mejor valor añadido que puedo aportar a nuestros nadadores”

Esta semana, entrevistamos, de cerca, a José Romacho, director técnico del Club de Natación Mare Nostrum y que ha sido, una vez más, convocado con la Selección nacional absoluta de natación. 

Pregunta - Este año es uno de los más complicados en todos los sentidos. A nivel deportivo, ¿cómo se vivieron los meses de confinamiento por parte de los nadadores del Mare Nostrum y qué competiciones son las que no se han podido celebrar a causa de la pandemia?

Respuesta - El más complicado sin lugar a dudas. Todo esto nos ha sacudido y nos ha afectado muchísimo y, por ende, ha hecho tambalear también los cimientos del club. Los meses de confinamiento fueron bastante complicados. Desde el club, tanto Junta Directiva como técnicos, teníamos claro que no podíamos parar la actividad. Teníamos que proponer acciones, seguir visibles, mantener contacto entre los nadadores, por ello, durante todo el tiempo de confinamiento hemos propuesto entrenamientos diarios, entrenamientos virtuales, actividades y concursos para los más pequeños o, sencillamente, quedar para tomar un café y charlar un rato como equipo. Esto, en el fondo, fue bastante duro. Todos tenemos necesidades sociales que no podíamos satisfacer, además de objetivos deportivos que se habían ido al traste y que no sabíamos cuándo iban a volver. Fue complejo, pero creo que gracias a esa decisión a día de hoy el club sigue muy vivo y con prácticamente el mismo número de nadadores y socios que antes de la pandemia. Con respecto a las competiciones, solo se celebró la actividad provincial y andaluza de invierno, quedando suspendida toda la actividad nacional (invierno y verano) y toda la actividad andaluza de verano, lo cual ha dejado a muchos nadadores sin vivencias y experiencias muy importantes para su formación como nadadores. Además de la suspensión del Europeo Absoluto y JJOO, donde luchábamos con tener representación con Manu Martos.

P. - En junio se pudo volver al agua y ya se realizaron en agosto algunas competiciones, ¿cómo ha sido la vuelta a la ‘normalidad’ en el Mare Nostrum y, por su puesto, qué medidas se están tomando para que los entrenos se puedan desarrollar sin problemas?

R. - Efectivamente, desde el mes de junio recuperamos los entrenamientos presenciales. Cada semana íbamos reorganizando en base a las informaciones que nos iban dando las autoridades, pero no paramos: entrenamientos en seco, entrenamientos en el mar, en la piscina, todo en grupos reducidos. Poco a poco las horas de piscina fueron aumentando hasta poder tener unos horarios de trabajo bastante aceptables para poder trabajar. Actualmente, seguimos siempre las medidas que nos indican las autoridades y las específicas de cada instalación donde entrenamos, siguiendo escrupulosamente sus protocolos. Como regla general trabajamos en grupos reducidos en toda la parte de agua y en seco, además de dichos grupos, desinfección de material después de cada uso, limpieza después de cada grupo. En el fondo son las medidas que todos estamos adoptando en nuestra vida diaria. El final de temporada pasada se culminó con una competicion presencial de Manuel Martos con la Selección en Portugal, también con unas fuertes medidas de seguridad, incluyendo PCR antes de viajar.

P. - Son varias las categorías con las que cuenta el club, ¿todos los nadadores han regresado a la piscina o solamente han vuelto lo que están federados y tienen competiciones próximamente?

R. - Todos los nadadores del club entran en el agua. Además fue una de nuestras premisas desde el inicio en junio. Si hay algo importante en estos momentos es cuidar la cantera y por ello todos debíamos estar trabajando desde el principio. Comentar que todos los nadadores del club están federados y todos compiten, ya que esa es nuestra razón de ser. Por ello todos estamos en el agua desde el 1 de septiembre. Con respeto a las competiciones, a día de hoy se le está terminando de dar el formato desde la Federación. En un primer momento se van a realizar competiciones, pero reduciendo aforo de deportistas, por lo que se tendrán que desdoblar sedes o hacer turnos de competicion. Pero está claro que, mientras todo siga así, vamos a tener competiciones y actividad. La primera de ellas será para infantiles y mayores el próximo sábado 24 de octubre. Estamos ansiosos por volver a competir.

P. - ¿Cómo se han planteado los próximos meses y qué objetivos se han marcado desde el club teniendo en cuenta la situación sanitaria que se vive a nivel mundial?

R. - Estos primeros meses se han planteado pensando en ir con mucha calma, muy progresivamente. Debemos tener los pies en el suelo y no tener prisas por querer hacer más de lo que podemos y debemos. Tenemos muy claro que lo primero es continuar asentando las bases del proyecto y volvernos a estabilizar después de esta crisis, algo que sin duda estamos logrando. Después de ello, seguir dando pasos hacia delante para tener la ambición de crecer, que siempre es nuestra seña de identidad. Sin ambición por crecer nos volveríamos mediocres. Pero a día de hoy, debemos ir con más calma de la habitual. Dicho esto, pretendemos ir con todo en lo deportivo, pero siendo muy cautos en marcar objetivos a medio plazo ya que no queremos volver a tener que borrarlos. Ahora es tiempo de trabajar mucho, amar la natación y competir lo mejor que podamos. Todo lo demas irá viniendo.

P. - No se puede dejar de hablar de Manu Martos. En agosto logró subir al pódium con la Selección nacional y ahora ha vuelto a ser convocado para esta temporada, al igual que usted mismo. ¿Qué evolución están viendo en Manu en estos últimos años y cómo está siendo su preparación para estar, finalmente, en los juegos olímpicos?

R. - Sin duda, Manu es nuestro buque insignia y es una enorme suerte que siga defendiendo nuestros colores y su ciudad natal allá por donde vaya. La suspensión de los JJOO sin duda ha sido un palo, ya que toda la preparación iba encaminada a soñar con estar ahí y el parón no nos benefició. Hubo que reinventarse de nuevo y entrenar con material en su garaje, nadar atado con gomas en su piscina, etc. Aprovechamos para subir los niveles de fuerza durante los meses de abril, mayo y junio, donde el acceso a piscina era más difícil. Desde primeros de septiembre ya se encuentra en Chicago, en su universidad, donde hace la preparación desde hace un tiempo. No tengo ninguna duda de que va a pelear muy de cerca por el objetivo de ser olímpico. Tiene nivel y progresión para ello.

P. - Por su parte, estar dentro del equipo de la Selección nacional, ¿qué supone como entrenador y qué aspectos son los que aprende para luego poder trasladarlos al club Mare Nostrum?

R. - Tengo la suerte de llevar ya 4 años siendo habitual en el trabajo con la selección nacional gracias a los resultados de Manu. Sin duda, absolutamente todo es aplicable con los nadadores del club. Cada experiencia que puedo vivir son aprendizajes que me hacen abrir los ojos hacia la realidad del alto rendimiento y sin dudarlo repercute en todos los nadadores y técnicos de la entidad. El trabajar con profesionales de toda España, con muchísimo nivel y experiencia, así como con deportistas de toda España y con el mejor nivel, te hace crecer como entrenador. Ese crecimiento solo está en las experiencias. Eso no se lee en un libro o se estudia en la Universidad. Pero es el mejor valor añadido que puedo aportar a nuestros nadadores.

P. - Cambiando de tema, el club Mare Nostrum como tal lleva un año, ¿qué balance puede hacer de estos meses y qué es lo que más destaca de esta unión entre el H2O y el Portocarrero?

R. - Un año hace que lanzamos este proyecto nuevo y complejo y nos viene una pandemia mundial. El balance es sin duda muy positivo. El nivel deportivo (pese a solo competir a nivel territorial en invierno) nos sitúa como el octavo mejor club de Andalucía (en la suma de todas las categorías). Lo mejor de este proyecto es la suma. Hemos sumado nadadores, nivel, enriquecido experiencias, adquirido nuevos aprendizajes. Pero el camino del proyecto es largo. Queremos hacerlo bien y, para ello, sabemos que tenemos que dar muchos pasos tanto a nivel organizativo y formal como a nivel deportivo. Sin duda, estos meses han provocado un parón en estos avances, pero ya estamos trabajando para retomar por donde íbamos.


Elena Sánchez