Noticias de Ultima Hora:
El Hospital de Poniente humaniza la atención del duelo perinatal a través del proyecto ‘Siempre en Mí’

El Hospital de Poniente humaniza la atención del duelo perinatal a través del proyecto ‘Siempre en Mí’

Profesionales de las Unidades de Ginecología y Obstetricia, Pediatría, Salud Mental y Farmacia han desarrollado un protocolo para la atención a las familias tras la pérdida de su bebé

Profesionales de las Unidades de Ginecología y Obstetricia, Pediatría, Salud Mental y Farmacia del Hospital de Poniente han desarrollado un proyecto para humanizar la atención del duelo perinatal. La iniciativa ‘Siempre en Mí’ ofrece información y apoyo para las familias que han de afrontar la pérdida de su bebé, con el fin de ayudarles en el proceso de duelo.

El proyecto ‘Siempre en Mí’ ha sido presentado en un encuentro virtual, en el que han estado presentes el delegado territorial de Salud y Familias, Juan de la Cruz Belmonte, el director gerente de la Agencia Pública Sanitaria Poniente, Pedro Acosta, los directores Médico y de Enfermería, Francisco Cañabate y Consuelo Artero; y profesionales que han participado en el desarrollo del proyecto, la enfermera María Cano, la matrona Esther Ortega y la especialista interna residente de Ginecología y Obstetricia, Laura Pérez.

Juan de la Cruz Belmonte ha felicitado a los profesionales del hospital “por esta iniciativa, que busca ofrecer los mejores cuidados posibles a las familias que pasan por algo tan traumático como la muerte de un hijo durante la gestación, el parto o el periodo neonatal”. El delegado ha recordado que “este tipo de iniciativas también contribuyen a romper con el tabú que aún existe en torno a la pérdida perinatal, que muchas veces se silencia, haciendo aún más difícil superarlo para los padres”.

El director gerente de la Agencia Pública Sanitaria Poniente, Pedro Acosta ha recordado que “esta iniciativa es una de las líneas de trabajo que se desarrollan a través de nuestro proyecto de humanización ‘Poniente Contigo’ y es fruto de la implicación y el compromiso de numerosos profesionales de Paritorio, Ginecología y Obstetricia, Pediatría, Puérperas, Salud Mental y Farmacia, además de contar con la colaboración de voluntarios y entidades externas”.

La matrona María Cano, coordinadora del proyecto ‘Siempre en Mí’, explica que “la muerte de un hijo es algo antinatural y una experiencia muy traumática que puede llegar a tener efectos psicológicos muy negativos a largo plazo, no solo para la madre, también para las unidades familiares y se ha demostrado que unos cuidados integrales, individualizados y humanizados pueden facilitar el proceso natural de duelo”.

En lo que va de este año 2020 se han registrado en el Hospital de Poniente un total de 2.169 partos y entre ellos, se han producido 11 pérdidas gestacionales durante el segundo y tercer trimestre, lo que supone un 0,5%. Actualmente se estima que se producen en nuestro país 15 muertes perinatales por cada 1.000 nacimientos.

Iniciativa de los propios profesionales

‘Siempre en Mí’ surge a iniciativa de los propios profesionales que atienden a familias que han perdido a un hijo o hija y de la necesidad de contar con formación y herramientas adecuadas para poder acompañarles en estos duros momentos y prestarles el mejor cuidado posible.

El equipo de trabajo que ha participado en el proyecto está integrado por profesionales de Ginecología y Obstetricia, Pediatría, Salud Mental y Farmacia; y en él también han colaborado las áreas de Atención a la Ciudadanía, Anatomía Patológica, Análisis Clínicos, Radiodiagnóstico y Comunicación.

Estos profesionales han desarrollado un protocolo en el que se proporcionan herramientas a los profesionales sanitarios para acompañar a las familias y se unifican actuaciones para mejorar la atención. El documento establece una serie de líneas de trabajo para garantizar unos cuidados individualizados y empáticos, basados en el respeto y la satisfacción de las necesidades de las familias y que contempla también las diferencias culturales y religiosas de la población de la Comarca del Poniente Almeriense. A través de él se pretende ayudar a construir el proceso de duelo y ofrecer recursos y apoyo a las pacientes y sus familias.

Se ha desarrollado tras una extensa revisión y actualización de los protocolos médicos, así como de aspectos como la comunicación del fallecimiento del bebé o la documentación legal necesaria durante el proceso, entre otros. En el documento se protocolizan las actuaciones a seguir desde la detección de un caso en Urgencias o en una consulta de revisión, durante la dilatación, el parto, el ingreso en Ginecología o si el fallecimiento se produce durante el ingreso en Pediatría.

El trabajo ha incluido la creación del símbolo ‘Siempre en Mí’, que se emplea en los documentos, guías y trípticos informativos, así como para señalizar aquellos espacios en los que está teniendo lugar el proceso de duelo. El logotipo, que incluye la representación de una mariposa y las huellas de los pies de un bebé, ha sido realizado y cedido por dos colaboradores voluntarios.

Cajas de recuerdos

Otro de los aspectos destacados del proyecto es el objetivo de ofrecer a los padres la posibilidad de crear recuerdos de su hijo o hija, que les ayuden a superar la pérdida. Siempre respetando el deseo de la familia, se ofrece la posibilidad de pasar tiempo con sus bebés en el momento del nacimiento y de despedirse como deseen, proporcionándoles acompañamiento y soporte emocional. Se han establecido habitaciones específicas para el duelo perinatal y se informa a los padres de la posibilidad de realizar fotografías de su hijo o hija.

Además, ‘Siempre en mí’ brinda a los padres la posibilidad de contar una ‘caja de recuerdo’, en la que se incluye: una muselina para envolver al bebé tras el nacimiento, una mantita, un gorrito, unos patucos y un peluche, hechos a mano; un certificado de nacimiento sin validez legal, con el nombre del bebé, los datos del nacimiento y sus huellas; una pulsera identificativa y una pinza de cordón; y folletos con información para ayudarles en el afrontamiento del duelo.

Dependiendo de la edad gestacional y del tamaño del bebé, el personal sanitario que atiende a la familia personalizará esta caja de recuerdos, adaptándola a sus necesidades. La ropita de bebé de estas cajas y los peluches son elaborados por voluntarias colaboradoras y por personas usuarias del Hospital de Día de Salud Mental.

El trabajo desarrollado por el equipo de ‘Siempre en mí’ también incluye un apartado dedicado al cuidado de los propios profesionales sanitarios que intervienen en un caso de pérdida perinatal y que también se ven afectados por la situación. María Cano señala que “es importante cuidar de los que cuidan y promover por tanto el autocuidado del profesional sanitario”.