Noticias de Ultima Hora:
La Guardia Civil salva la vida a un bebé de siete meses en Roquetas de Mar

La Guardia Civil salva la vida a un bebé de siete meses en Roquetas de Mar

Los agentes practican la maniobra de Heimlich al menor hasta que expulsa un plástico y posteriormente le extraen de la garganta la chapa de un botellín

La Guardia Civil de Almería, auxilia a un bebé de 7 meses que se encontraba inconsciente y sin respiración en brazos de su madre, salvándole la vida al practicarle la maniobra de Heimlich tras atragantarse con un plástico y una chapa (tapón) de un botellín en  Roquetas de Mar (Almería).

Esta actuación se encuentra enmarcada en la incesante labor de seguridad ciudadana que Guardia Civil desarrolla en la provincia de Almería y en este caso en Roquetas de Mar (Almería).

La Guardia Civil inicia esta esta actuación cuando, sobre las 23,30 horas del día de ayer 29 de abril, realizando labores propias de seguridad ciudadana en el barrio de las 200 viviendas de Roquetas de Mar (Almería), los agentes observan a varias mujeres gritando y pidiendo auxilio desesperadamente, portando una de ellas un bebé en brazos.

Al acercarse a ellas, los agentes comprueban que el bebé está inconsciente, sin respiración, con los ojos en blanco y expulsando sangre por la boca, por lo que uno de los agentes solicita urgentemente una ambulancia medicalizada y el otro agente coge al bebé en brazos y comienza a practicarle la maniobra de Heimlich. Durante la maniobra consigue que el bebé expulsara un plástico y al observar que aún no reaccionaba, le introduce un dedo en la boca y logra sacarle una chapa de un botellín. En ese momento el niño, recobra el conocimiento, recupera la respiración y comienza a llorar.

Debido al nerviosismo del momento, los agentes también tienen que auxiliar a la madre y a la tía del bebé que entran en estado de shock, pierden el conocimiento y caen al suelo.

Ante la gravedad de la situación los agentes junto con la madre trasladan al bebé al centro médico más cercano y en una primera exploración, realizada por el personal sanitario, hacen saber a los agentes que su rápida actuación ha salvado la vida del bebé.

Finalmente, como resultado de esta actuación, la Guardia Civil de Almería auxilia a un bebé de 7 meses que se encontraba inconsciente y sin respiración en brazos de su madre, salvándole la vida al practicarle la maniobra de Heimlich tras atragantarse con un plástico y una chapa de un botellín en  Roquetas de Mar (Almería).