Noticias de Ultima Hora:
La Guardia Civil realiza dos actuaciones en materia de sanidad por infracciones a la normativa de pesca y distribución de alimentos sin control sanitario

La Guardia Civil realiza dos actuaciones en materia de sanidad por infracciones a la normativa de pesca y distribución de alimentos sin control sanitario

La Guardia Civil de Almería ha realizado dos importantes actuaciones en materia de sanidad y en el ámbito de la seguridad alimentaria para verificar lo establecido en la legislación vigente sobre pesca, tenencia, consignación, transporte, tránsito, almacenamiento, transformación, exposición y venta en cualquiera de las formas previstas legalmente, de productos pesqueros prohibidos o de talla o peso inferior a la reglamentaria.

Estas actuaciones se han desarrollado en el marco del Programa Anual de Control Integral de las actividades pesqueras (PACIAP 2021), en la que los agentes han formulado las correspondientes denuncias por diversas infracciones a la Normativa vigente sobre pesca.


Primera Actuación
La primera actuación se desarrolló la pasada semana, gracias a la colaboración ciudadana, cuando los agentes recibieron mediante el canal propio y anónimo del que dispone la Guardia Civil, información sobre algunas irregularidades en materia del control de alimentos que se estaba poduciendo en un establecimiento de restauración de la capital almeriense.
Los agentes de la Guardia Civil junto con los inspectores de la Delegación Provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Almería, procedieron a la inspección del establecimiento y localizaron en un almacén interior, dos arcones congeladores que contenían todo tipo de alimentos.
Entre los alimentos almacenados se localizaron cinco bolsas de plástico que contenían una cantidad indeterminada de pulpo común (Octopus vulgaris) que, en apariencia, no alcanzaba la talla reglamentaria.

Tras finalizar la inspección se intervino 28,68 kilogramos de pulpo común y se contabilizaron 39 ejemplares con un peso inferior a 1kg (pulpo inmaduro), que carecían de documentación que acreditara la trazabilidad y seguridad alimentaria.

Como resultado de esta actuación, los agentes formulan las propuestas de sanción a las Autoridades competentes por las infracciones detectadas durante la inspección.Los pulpos intervenidos, tras pasar el control veterinario y declararse aptos para el consumo, han sido entregados a una Institución benéfica de la capital almeriense.


Segunda Actuación

La segunda actuación se inicia el pasado día 16 durante una inspección realizada por agentes de la Guardia Civil al avistar una embarcación de recreo con rumbo al Puerto de Aguadulce (Almería).

Durante la inspección de la embarcación e identificación de los cuatro tripulantes, los agentes localizaron tres arcones, con capacidad de más de 100 litros, repletos de diferentes especies de peces, en gran mayoria meros y pargos, de distinto calibre y peso.

Ademas, los agentes hallaron a bordo artes de pesca prohibidas para el uso en las embarcaciones de recreo.Este tipo de aparejo utilizado en la pesca artesanal, estaba compuesto por dos palangres con un total de 140 anzuelos.

Finalmente los agentes de la Guadia Civil formularon actas de denuncia dando cuenta a la Autoridad competente por el uso y tenencia a bordo de artes, aparejos, instrumentos de pesca distintos a los que corresponden a la modalidad autorizada.


Infracciones
La tenencia en el interior de un establecimiento público de pulpo común u otra especie, con destino al consumidor final, sin acreditar documentación de su trazabilidad que justifique las diferentes etapas de producción, transformación, carecer de cuaquier etiquetado y no disponer de un sistema de gestion documental que permita identificar y realizar el siguimiento a los porductos adquiridos ni de un sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC)

La Guardia Civil recuerda que la tenencia de cualquier cantidad de especies, que no se ajusten a la talla y peso mínimos establecidos, es una infracción a la normativa aludida. Infracción que también cometen los consumidores al tiempo que, con la demanda de esta clase productos, incitan a pescadores y vendedores a la captura y distribución de pescado inmaduro, generando, con esta actividad insostenible, un grave daño ecológico que pone en peligro los recursos pesqueros y causa grave perjuicio a las generaciones venideras.