Noticias de Ultima Hora:
Estafan 14.000 euros a una mujer de Roquetas de Mar con el 'timo del amor'

Los estafadores también le solicitaron ayuda económica para recuperar un maletín supuestamente lleno de oro, adquirido a través de una herencia ficticia 

Agentes de la Guardia Civil de Alicante, en el marco de la operación Fake Gold han detenido a dos personas por, entre otros delitos, estafar cerca de 14.000 euros a una mujer de 56 años de Roquetas de Mar, según confirman a D-CERCA. En total, el Instituto Armado contabiliza hasta doce víctimas, con todas ellas emplearon una modalidad de ciberdelito conocido como “Romance Scam” o estafa amorosa. Este timo consiste en ganarse la confianza de la víctima, fingiendo una relación sentimental con ella, con la finalidad de pedirle dinero.

A la víctima roquetera, como a las demás, la contactaron en principio por una conocida red social en el año 2021. Tras días de intercambio de mensajes, que pasaron ya vía email, acordaron mantener una conversación más directa, lo que llevó a la víctima a creer que estaban desarrollando una relación sentimental genuina. El individuo afirmaba residir en Estados Unidos, lo que dificultaba su encuentro en persona. Para ganarse la confianza de la víctima, el estafador estableció una relación cercana, haciéndola creer en un vínculo amoroso auténtico. 

Posteriormente, solicitó ayuda económica para recuperar un maletín supuestamente lleno de oro, adquirido a través de una herencia ficticia. El dinero prestado sería destinado a cubrir tasas e impuestos relacionados con la herencia, mientras que el estafador hacía creer que el oro sería para el futuro de ambos como pareja.

Tras la primera transferencia, el delincuente continuó con la estafa, logrando sucesivos pagos. Las investigaciones revelaron que una vez que la víctima realizaba las transferencias, el estafador las redistribuía entre varias cuentas bancarias para blanquear el dinero, eliminando cualquier rastro de su origen.

Los supuestos responsables, un hombre y una mujer de 33 y 66 años de edad, fueron localizados y detenidos en Valencia. No guardan ningún tipo de relación entre ellos, familiar o sentimental, más allá de lo delictivo. Se les imputan 12 delitos de estafa por un valor total de 175.000 euros. De momento se han localizado a 12 víctimas de su red de estafas en diferentes localidades de todo el país: Roquetas de Mar, Alicante, Lepe (Huelva), Valdemoro (Madrid), San Ildefonso (Segovia), Premià de Mar (Barcelona), Barbastro (Huesca), Pamplona (Navarra), Buñol (Valencia), y los municipios alicantinos de Almoradí, Cocentaina y Gata de Gorgos. 

En el marco de la operación, se incautó un dispositivo de telefonía móvil y se investigan ocho cuentas bancarias de los detenidos. Asimismo, se ha solicitado la intervención de las cuentas bancarias en posesión de los sospechosos. Los investigadores señalan que el caso sigue abierto y no descartan nuevas detenciones o que se encuentren más víctimas. 


Innovadores del timo

"Lo llamativo de este caso", apuntan desde la Benemérita, "es que el clásico timo del amor tiene una innovación". Y es que no solo fingían una relación amorosa como pretexto para solicitar a sus víctimas ingresos amorosos, sino que al engaño le sumaban un supuesto maletín repleto de oro, adquirido a través de una herencia falsa. El dinero que pedían debía ir destinado a cubrir tasas e impuestos relacionados con el usufructo, mientras que el estafador hacía creer que el oro sería para el futuro de ambos como pareja.

Con este modus operandi llegaron a acumular un botín de 175.000 euros. En el caso de la víctima de Gata de Gorgos, con el que más se extiende la nota enviada por la Comandancia de la Guardia Civil en Alicante, le llegaron a estafar, en los 14 meses que duró la falsa relación, más de 80,000 euros. Llegó incluso a vender propiedades y a pedir préstamos para efectuar los pagos.


'Romance Scam'

Este tipo de estafas son conocidas como 'Romance Scam' o 'timo amoroso'. Ante casos como este, la Guardia Civil recomienda lo siguiente: desconfiar de las relaciones en línea que avancen demasiado rápido, verificar las identidades de las personas, abstenerse de enviar dinero y notificar a familiares y amigos acerca de estas relaciones.


Francisco Lirola