Noticias de Ultima Hora:
Rescatan una cría de delfín atrapada en una nasa ilegal en Aguadulce

En el mismo día y lugar se encontró otro cetáceo, en avanzado estado de descomposición, atado a un cabo

Dos jóvenes han rescatado a una cría de delfín atrapada en una nasa ilegal cerca de la piscifactoría de la pedanía roquetera de Aguadulce en la mañana del pasado 1 de noviembre. 

Según explican en sus redes la asociación protectora de la vida marina Equinac, Miguel y José Ramón, los héroes de estos cetáceos, encontraron al animal  con su aleta caudal, la cola, enrollada en un cabo, que tiraba de él hacia el fondo de mar. A su lado estaba su madre que, desesperada, trataba de mantener a flote su espiráculo para que pudiera seguir respirando. 

Los rescatadores, cumpliendo con el protocolo para este tipo de casos, llamaron en primer lugar a Emergencias 112 Andalucía, quienes alertaron a Equinac. Fueron ellos quienes los autorizaron para actuar, "se quemaron las manos, y el delfín no paraba de dar coletazos, estaba muy nervioso", cuenta la asociación para D-CERCA. Finalmente, los dos jóvenes lograron cortar el cabo, y el cetáceo pudo nadar libre y volver junto a su madre, que en todo momento se mantuvo a su lado sin atacar a sus benefactores.

"Desde Equinac queremos felicitar enormemente la intervención de Miguel y José Ramón, a los que este pequeño delfín, les debe su vida", expresan los animalistas, "han hecho una actuación brutal". Por otro lado, advierten, "hemos notificado a las administraciones competentes nuestra rabia y malestar por estos hechos que siguen ocurriendo de forma continua en Almería, esa parte de pescadores ilegales, furtivos, insensibles, carentes de todo tipo de respeto por todo el ecosistema marino". 

La Comandancia de la Guardia Civil de Almería es la encargada de investigar este tipo de casos, aunque, como explican, "es muy complicado identificar a quienes colocan las nasas", ya que estas, al ser de furtivos, carecen de cualquier tipo de marca que pueda indicar su procedencia. Por su parte, los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Benemérita son los encargados de retirar estas redes del fondo penal. Por ejemplo, en noviembre del año pasado intervinieron más de 70 nasas de una zona de posidonias, también en Aguadulce. 

"Desde Equinac vamos a seguir exigiendo que se pongan en el mar, todas las embarcaciones que están sin moverse y más agentes de la ley, como garantes del cumplimiento de las leyes que protegen al mar y sus especies y emprendiendo las denuncias necesarias para asegurarnos de ello", asegura la protectora, que también pide "una mayor implicación por parte de la Consejería de Pesca" para combatir este tipo de actividades ilícitas. 


Víctimas

Sin embargo, no todas las historias pueden tener un final feliz. Ese mismo día, también en Aguadulce, agentes de la Guardia Civil localizaron el cuerpo sin vida y en avanzado estado de descomposición de otro delfín varado en la costa. El animal, de más de 1,80 metros de envergadura, estaba atado a un cabo con un peso. 

Los animalistas recuerdan a los pescadores que "si tienes una captura accidental de una especie protegida en el mar, debes de notificarlo, en caso de no hacerlo, ya pasa a ser un delito penal, por lo que, al igual que hemos hecho en otros casos, se pondrán las denuncias pertinentes para que comience una investigación por parte de la Guardia Civil". Como apunta para este medio la protectora, cientos de cetáceos, tortugas y tiburones, sin contar especies no protegidas, son víctimas de estas redes de pesca ilegales al cabo del año. 



Francisco Lirola