Noticias de Ultima Hora:
“Mis prioridades son la gestión de la inmigración, el agua y la seguridad”

“Mis prioridades son la gestión de la inmigración, el agua y la seguridad”

Con motivo del último año político del mandato 2015/2019, y en año electoral, D-CERCA entrevista al alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, para que haga balance de su gestión y próximas actuaciones.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, afronta la recta final de su segundo mandato al frente del Ayuntamiento de la ciudad. Hace balance de estos casi ocho años como regidor y adelanta próximas actuaciones en el municipio.
 
Pregunta. - ¿ Qué balance hace de estos ocho años de mandato?
Respuesta. - Entramos con un ayuntamiento quebrado, con una de las deudas más altas de toda España, con una prestación de servicios que dejaba mucho que desear y que no atendía a cuestiones básicas y hemos conseguido un nivel de eficiencia muy alto, con los recursos que disponemos. Hemos conseguido disponer de recursos para ir acometiendo actuaciones básicas, como mejora de mantenimiento, mejora de equipos, pero también ejecutando inversiones absolutamente necesarias en materia de pavimentación, ajardinamiento, reurbanización, mejora de algunos núcleos. Hemos trabajado usando mucho la participación ciudadana, buscando la colaboración público-privada, de instituciones, de asociaciones, colectivos, clubes deportivos. Hemos conseguido arrancar de Bruselas -EDUSI- ese compromiso de financiación para que El Ejido sea una ciudad mucho más sostenible en muchos aspectos; eso nos va a permitir ejecutar en los próximos años bastantes infraestructuras, tener mejor eficiencia energética, reurbanizar parte de nuestro municipio, por ejemplo Ejido Centro, tener más equipamientos deportivos, poner en valor nuestro yacimiento arqueológico de Ciavieja o tener una administración muy cercana. El balance es positivo, pero quedan muchas cosas por hacer.
 
P.- La EDUSI comenzará a ser una realidad palpable, con obras en marcha, este año, ¿qué actuaciones se ejecutarán primero?
R.- Proyectos en mejora de infraestructuras, mejora de parques, por ejemplo  en Santa María del Águila, en Las Norias, San Agustín; vamos a tener una nueva biblioteca en El Ejido, una nueva sala de estudio en La Aldeílla, vamos a acometer reformas para que esta administración sea mucho más cercana y eficiente, en equipamientos deportivos. Vamos a tener un nuevo centro cultural, un centro juvenil, la puesta en valor del yacimiento de Ciavieja. El cambio de gobierno en la Junta nos va a permitir tener una mejora de las infraestructuras educativas, bien dimensionada, una mejora de las infraestructuras sanitarias, centros de salud, que se necesita uno nuevo en El Ejido, necesitamos que el Hospital duplique el número de camas y especialidades básicas, como neurología, endocrinología, reumatología, reforzar cardiología, el centro oncológico de día. Y hay una cuestión muy importante, como es la sostenibilidad en materia hídrica y también en cuestiones que tienen que ver con el reciclado de plásticos de solarización, donde la Junta de Andalucía tiene una serie de competencias; seguir apostando por el turismo,  con inversiones en materia natural, ambiental, deportiva. En la deportiva las inversiones de la Junta han brillado por su ausencia en los últimos 15 años, viene un panorama ilusionante.
 
P.- El Ejido fue el municipio que perdió más habitantes en 2018 de España, ¿a qué lo achaca? 
R.- Si queremos controlar el padrón, en lo que a nosotros nos corresponde como administración municipal evitar en la medida de lo posible el efecto llamada y que los procesos de regulación de inmigrantes irregulares no sean la vía habitual de entrada de los extranjeros, sobre todo africanos, tenemos que tomar medidas. Este mes de enero quiero reunirme con el resto de alcaldes de la comarca para unificar criterios. Si nosotros fiscalizamos debidamente tanto el padrón, como el informe de arraigo, informes de vivienda, que da lugar a la reagrupación familiar, podemos evitar mucho fraude y fiscalizar para que el que venga y esté aquí tenga al menos una vivienda digna y que realmente resida en ese domicilio, que no haya fraude, que hay mucho. Eso va a implicar, sistemáticamente, una bajada de población. Si lo que queremos es cada día tener más inflada la población, sobre todo con personas que vienen de una manera irregular del norte de África  y subsaharianos, es otro camino, pero no es el camino que nosotros hemos elegido, con lo cual, a mí no me importa perder población, que se ajuste a la realidad del municipio, pero para eso todos los ayuntamientos tenemos que hacer los deberes de la misma manera.
 
P.- ¿Cree que Vox podría ser, al igual que en las Andaluzas, la fuerza más votada en las Elecciones Municipales? 
R.- Hay otros elementos en juego de cara a unas Municipales, tiene mucho que ver los candidatos, los equipos. Llevar el Ayuntamiento de El Ejido, con la carga de trabajo que genera, no es llevar un municipio pequeño. Yo pienso que el panorama es cada día más cambiante en política, hay que tomar buena nota. Los ejidenses están lanzando un mensaje con determinadas políticas, creo que las políticas de inmigración tienen mucho que ver, pero también la contundencia a la hora de hablar claro de algunos temas. Pero sí confío mucho en el trabajo nuestro, en el equipo que yo presido, es un equipo rodado, con experiencia. Vamos a rematar este mandato de cuatro años, quedan cosas importantes por hacer, y tenemos por delante unos años ilusionantes en cuanto a inversiones, en cuanto a proyectos, en cuanto a giros en la gestión de otras administraciones; ya ha caído la andaluza, no tengo ninguna duda de que la estatal será la siguiente, y que si hacemos las cosas bien y trabajamos con sensatez ahora se va a prestar mucha más atención a temas a los que hasta ahora no se le ha prestado tanta y que en materia hídrica, de sostenibilidad, sanitaria, educativa, de inmigración, vamos a poder tener unos años trabajando muy en positivo. 
 
P.- ¿Cuáles son sus prioridades más inmediatas? 
R.- Los asuntos más importantes tienen que ver con la gestión de la inmigración, con el agua y la sostenibilidad hídrica, con equipar algunas zonas del municipio que tienen déficit, con la seguridad, hace falta más efectivos de Policía Nacional, Guardia Civil, y vamos a ir incrementando la plantilla de la Policía Local, y también con el mantenimiento de nuestros núcleos de población y de nuestro campo, tener un campo más ordenado, que cumpla con las ordenanzas que nos hemos dado. Si conseguimos dar pasos importantes en ese sentido habremos conseguido mucho. Ganas por parte de este equipo de Gobierno hay, tenemos ilusión, tenemos confianza, un buen equipo, un municipio dinámico, y simplemente corrigiendo algunas tendencias que no nos favorecen, estoy convencido de que El Ejido va a notar muchísimos cambios con las políticas adecuadas.
 
P.- ¿Qué se puede hacer para frenar el retroceso de zonas como Las Norias o La Aldeílla?
R.-  Es muy importante la gestión de la inmigración, las políticas de integración, que pasa por reforzar los servicios públicos y por redimensionarlos, por políticas de reurbanización y reequipamiento de esos núcleos. Las Norias está necesitada, Santa María del Águila, también, ahí hay proyectos dentro de la EDUSI que van a ir viendo la luz. Es fundamental la sensación de seguridad, evitar los ghettos en diversas zonas del municipio y eso tiene que ver mucho con las políticas de inmigración. Insisto en una cosa que es capital, creo que El Ejido puede y debe liderar, a nivel local, comarcal y autonómico, e incluso nacional, con la mentalidad y la voluntad política necesaria, que se da cada vez más, esos cambios en cuanto a los flujos migratorios,  políticas de integración y para que, de una vez por todas, evitemos ese efecto llamada que está haciendo que la contratación en origen haya desaparecido y que la vía de entrada natural a este país sea el tránsito vía patera, eso hay que erradicarlo. Solo con eso, El Ejido y el Poniente van a notar un cambio fundamental. Hace falta modificaciones legales y dotar de medios suficientes para hacer esas políticas y presupuestos para la integración. 

Rafa Villegas